Click to listen highlighted text!

“No más bullying en nuestras aulas” – Discurso Inaugural Ministra de Educación

11 Febrero, 2016
Ministra de Educación, Sonia Marta Mora

Discurso de la Ministra de Educación, Sonia Marta Mora Escalante. Inauguración del Curso lectivo 2016

 

Para el Ministerio de Educación Pública es un honor contar hoy con la participación en este extraordinario inicio del curso lectivo, que es uno de los momentos claves de nuestra democracia, con todos ustedes que nos ayudan a construir una nueva ciudadanía. Que alegría contar con su presencia.

Es un honor, para mí en particular, iniciar el curso lectivo acompañada de estudiantes, de chicos y chicas, sobretodo muchos de ellos de primer ingreso, en cuyos rostro de sorpresa y nerviosismo puedo evocar también mi primer día de clases de secundaria hace ya algunos años.

Motivo de júbilo porque, como sabemos, las oportunidades comienzan, entre otros lugares, en las aulas y para eso trabajamos en el Ministerio de Educación Pública, para que las aulas del sistema educativo sean un lugar de esperanza, de alegría, de oportunidad.

Este es el segundo año en que tengo el privilegio de inaugurar el curso lectivo con la presencia del querido señor Presidente de la República y de la Primera Dama. En el 2014 - ustedes recordarán - llegamos con un ciclo lectivo ya iniciado, con un ambiente convulso y conflictivo y nuestra prioridad fue conseguir que los estudiantes regresaran a las aulas y que nuestros docentes tuvieran una remuneración adecuada y a tiempo. Lo conseguimos en el inicio del 2015 y, este año, por segunda vez, lo hemos conseguido.

Una planilla, la más grande del país, que se ha estabilizado y que tiene para este ciclo lectivo 1700 personas más, que serán pagadas desde la primera quincena del mes de febrero, con respecto a lo que logramos en el 2015, que ya fue un pago muy amplio, gracias al esfuerzo de la Dirección de Recursos Humanos, que ha trabajado en estas últimas semanas, incluyendo los fines de semana para que esto fuera posible.

Empezamos el año lectivo con paz laboral, lo que ha sido posible no solo por el trabajo, sino por el diálogo respetuoso y veo aquí a los representantes de las organizaciones magisteriales, - quiero señalarlo señor Presidente - porque es un esfuerzo conjunto del Gobierno y de las organizaciones magisteriales. Estamos colocando el interés de nuestros chicos y chicas y el inicio del curso lectivo en un lugar especial, como debe ser.

En ese año 2014, en los primeros meses llegamos a familiarizarnos con la dinámica institucional y a imprimirle un sello propio, el del nuevo Gobierno, al Ministerio de Educación Pública. Hoy las Orientaciones Estratégicas Institucionales son una realidad y una visión diferenciadora del Desarrollo de la Política Educativa y del sistema educativo, que se ha ido concretando. Hoy podemos decir que esto es una realidad.

A pesar de la apremiante situación fiscal que vive el país, el Gobierno de la República, como lo han podido comprobar, continúa adelante con el compromiso de llegar al 8% del PIB para la educación, antes del año 201. Para el 2016 nos han sido asignados ₡2,3 billones de colones, que es el presupuesto del MEP, lo que representa un 7.86% del Producto Interno Bruto. Yo quisiera agradecer, como lo hice en el 2015, a don Luis Guillermo Solís, por esa visión de liderazgo y educador que, a pesar de las adversidades, nos coloca al sector educativo en un lugar de prioridad con un presupuesto creciente, ese es, entre otras razones, el origen de nuevas metas que hemos ido construyendo en estos últimos meses.

El 2015 lo iniciamos entonces con mucha más calma, que los años anteriores, la estabilización de la planilla se acompaña de una estrategia de gestión con mayor eficiencia y descentralización.

Logramos - como lo ha mencionado el señor Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social - por segunda vez y, después de que durante seis años nunca se había logrado, que las becas tanto de primaria como de secundaria se cancelaran dos semanas antes del inicio del curso lectivo. Don Carlos ha señalado la importancia que esto tiene, no es solamente mostrar que podemos ser eficientes en el sector público, en la gestión, no solamente demostrar - señor Presidente como usted nos lo ha indicado- que trabajemos en coordinación las instituciones del estado, no, es darle a las familias una señal de tranquilidad. Esas familias en condición de pobreza que piensan en el mes de enero cómo enfrentarán un año entero del ciclo escolar y que, entonces, lo inician con optimismo, con seguridad, porque saben que tienen esta necesaria ayuda del Estado.

En materia de infraestructura y equipamiento educativo, quiero señalar -se encuentra aquí el Director de la DIE- que en el año 2015 ejecutamos el presupuesto más grande de la historia de la DIE: ₡75 mil millones asociados, no ha transferencias para futuros proyectos, sino a proyectos concretos. El Liceo Napoleón Quesada, en el que nos encontramos, es un ejemplo de esa inversión en infraestructura -ya lo ha señalado la señora directora- llegaremos a 4 mil millones - señor presidente- en este colegio emblemático que merecía mejores condiciones de infraestructura.

Pusimos igualmente a caminar el Fideicomiso en Infraestructura Educativa, reactivamos el Proyecto Sámara y cumplimos con la entrega de los proyectos para los Juegos Deportivos Nacionales en el 2015. Todo esto como fruto de una gestión comprometida del viceministro Administrativo, Marco Tulio Fallas, y su equipo. -Mi agradecimiento a don Marco por este permanente esfuerzo-.

También mencionó mi colega don Carlos Alvarado, el esfuerzo alrededor de los comedores escolares, la primera reacción que tenemos de las juntas, de los padres de familia, de los docentes, de estos centros escolares es que esta iniciativa en las zonas más vulnerables hace muchos años era necesaria. Nos decían las maestras que muchos niños y niñas estaban soñolientos las primeras semanas, porque no habían tenido una alimentación adecuada, nos contaban que durante las vacaciones las cocineras, muchas de ellas eran buscadas por los niños y niñas para preguntar si había alimentación. Este programa, necesario, lo abrimos en este receso escolar como un plan piloto, y a partir de esta evaluación tomaremos las decisiones necesarias para lo que haremos en el futuro con el Programa de Alimentación Escolar, durante las vacaciones. De diciembre a febrero, hemos invertido más de ₡700 millones de colones en este plan piloto.

Para luchar contra la exclusión escolar, uno de los retos más grandes de los sistemas educativos en el mundo y, en los países en desarrollo, Costa Rica no es una excepción, lanzamos en el 2015 la estrategia integral: “Yo me apunto”, que lucha no solo por la permanencia sino por la reinserción de los estudiantes y por el éxito escolar. Estamos coordinando con el IMAS y con todo el plan de lucha contra la pobreza del gobierno de la República, para que los cogestores en el terreno ubiquen a esos niños y niñas, esos jóvenes que están fuera del sistema educativo para que tengamos entonces, ahora sí, una política articulada, organizada y permanente de reinclusión escolar. Convertir la lucha contra la exclusión escolar, contra el abandono escolar, en un eje de nuestro trabajo ha sido nuestro desvelo desde el año 2015, un desvelo en el que nos acompañan, no solamente los Viceministros sino los Directores Regionales y cuyo esfuerzo quiero agradecer.

7 de cada 10 estudiantes en el 2015 aprobaron todas las pruebas del Bachillerato formal, este es el porcentaje más alto que ha registrado el MEP en su historia, un logro muy importante que no quiero invisibilizar, pero, estamos muy lejos de la meta y seguimos trabajando por una educación de creciente calidad.

En lo que tiene que ver con la población estudiantil con necesidades especiales, personas con discapacidad, también estamos haciendo esfuerzos crecientes por una mayor inclusión, sin segregación. Este nuevo enfoque que se da a nivel internacional, lo encontramos rezagado en el Ministerio de Educación Pública y estamos trabajando para recuperar terreno en beneficio de estas personas, de esos niños y niñas con discapacidad, que requieren una atención particular, un énfasis particular en este momento en la historia del país.

En ese marco, hemos fortalecido la atención de la primera infancia y estamos creando, para este 2016, servicios educativos para niños y niñas, desde el nacimiento hasta los 6 años, con discapacidad o en riesgo en desarrollo, que funcionarán en 11 Direcciones Regionales. Este es un nuevo servicio que estamos abriendo en esas 11 Direcciones Regionales, porque hemos comprendido y -así nos lo dicen las personas expertas- que ese periodo de los 0 a los 6 años, no podemos desaprovecharlo para que estas personas tengan posibilidad de mayor éxito en el futuro de su vida escolar.

De igual manera, el Gobierno de la República presentó en el año 2015 a la corriente legislativa un proyecto para reformar el Conesup y elevar la calidad de la educación superior privada, proyecto que sigue su camino y al que le damos un fuerte seguimiento, acompañando a las señoras y los señores diputados, que lo discuten en la Asamblea Legislativa.

Estamos muy orgullosos de lo que hemos conseguido como equipo, como país, en educación. En el año 2015, encontramos iniciativas muy valiosas, muchas de ellas las hemos fortalecido y también hemos iniciado iniciativas urgentes que el país requería.

Todos nuestros esfuerzos -como lo decíamos antes- están orientados a la construcción de una nueva ciudadanía, una ciudadanía que asume la responsabilidad de pensar, soñar y crear las condiciones para una sociedad participativa, que asegure mejor calidad de vida para todos y para todas.

Este esfuerzo de lucha contra la exclusión escolar -que mencionaba- y en el cual ha asumido un liderazgo muy importante don Miguel Gutiérrez, el viceministro de Planificación y Gestión Regional -a quien le agradezco-.

En este esfuerzo para construir una nueva ciudadanía hemos trabajado al mismo tiempo en la conceptualización de un nuevo marco teórico, metodológico, pedagógico para la generación de nuevos planes de estudio. Este proceso ha sido liderado por la señora viceministra doña Alicia Vargas -que agradezco esa iniciativa- de forma que hoy podamos haber presentado al Consejo Superior de Educación un nuevo marco conceptual para la reforma de los planes de estudio. Me complace señalar hoy aquí en este inicio de curso lectivo que ya el Consejo Superior cuenta con la propuesta de nuevos programas de estudio para inglés y francés, dentro del marco de parámetros internacionales.

Estamos buscando – Señor Presidente- que nuestros chicos y chicas alcancen niveles de dominio que en el marco europeo pueda certificarse, para que ellos puedan hacerlo valer como un elemento más para la empleabilidad. Costa Rica merece programas de lengua extranjera de clase mundial, tenemos excelentes docentes en este campo y, en estos dos programas de estudio, hemos tenido el acompañamiento, tanto de la Embajada de Francia, como de la Embajada de Estados Unidos -aquí están los representantes, quiero agradecerlo muy fuertemente- son programas que se han generado dentro de parámetros internacionales de calidad, porque eso es lo que merece Costa Rica. Será un esfuerzo enorme, lo será. Será un gran reto, lo será. No menos merecen nuestros jóvenes.

También ingresarán muy pronto al Consejo Superior de Educación los nuevos programas de secundaria de Estudios Sociales, los programas de Ciencias. Todos estos programas tienen ejes centrales alrededor de la educación para el desarrollo sostenible, un elemento al que le estamos dando mucho esfuerzo en el Ministerio de Educación Pública y, también, un énfasis muy importante en derechos humanos y la atención a la diversidad, los derechos de las minorías.

De igual manera, para este curso lectivo, hemos trabajado muy de cerca con el Ministerio de Salud, con la Caja Costarricense de Seguro Social - aquí está el señor Ministro, aquí está la Presidenta Ejecutiva- en lo que tiene que ver con una preparación adecuada de todos nuestros centros educativos para la atención de los retos que, en materia de salud, se viven a nivel del continente y que tenemos que atender con responsabilidad en Costa Rica.

Me complace decir, como Ministra de Educación, que he encontrado en las escuelas y colegios del país una disciplina alrededor de los protocolos que es ejemplar. Hace unas semanas -señor Presidente- en el Jardín de Niños de la Carpio, los chiquititos y chiquititas me explicaban porque había que lavarse las manos antes de entrar al comedor escolar y como, si no se las lavaban, las maestras no los dejaban entrar al comedor escolar. Me decían que esa figurita que estaba en frente de ellos -que era el protocolo- la volvían a ver por disciplina, pero que ya se lo sabían de memoria y me explicaron de la manera más clara -como tal vez, ni siquiera mi colega Llorca, me lo había explicado- porque era que había que lavarse las manos y tener un protocolo de estornudo para evitar la contaminación en los centros educativos. Así es como se construye la patria, con una tradición alrededor de la educación y de la salud. Esa es la democracia de Costa Rica.

Este año tenemos retos particulares, en el mes de enero, reunimos a los directores regionales con una persona experta del Ministerio de Salud, se explicó detenidamente cuáles son las medidas de prevención de los centros educativos, se revisaron los protocolos. Los directores regionales y los supervisores tienen la instrucción expresa de no estar en las oficinas, sino en las aulas, en los colegios, en las escuelas, supervisando que todos estos protocolos de revisión y revisiones de salud se hagan escrupulosamente, según las recomendaciones de las autoridades de salud del país. Así esperamos que también en ese campo, en Costa Rica, tengamos un inicio de curso lectivo con el debido cuidado en materia de salud.

Finalmente, quiero anunciar hoy una novedad de este año lectivo -si les puedo decir que habrán novedades más que iremos anunciando durante el año no queremos todas abarcarlas hoy-, pero hay una que consideramos de particular relevancia, hemos diagnosticado que una de las causas, entre otras, del abandono escolar es el bullying, el acoso escolar en las aulas. Un fenómeno que ha sido por años invisibilizado, a nivel internacional hay todo un movimiento para atender con rigurosidad y con detenimiento el bullying. Nos han visitado padres de familia -recuerdo el caso de una chica de séptimo año, de excelentes notas, cuyos padres de una familia pobre, trasladaron a un centro educativo lejano por el bullying que ella vivía y esa familia no podía seguir pagando el trasporte para ese centro educativo-. ¿Qué estamos haciendo entonces hoy? como Ministerio de Educación Pública en coordinación con las organizaciones magisteriales mejorando la capacitación de nuestro personal para atender el bullying, para prevenirlo, para combatirlo. Fue así como presentamos al Consejo Superior de Educación una propuesta, para declarar el año 2016: año de lucha contra el bullying. El Consejo Superior nos ha apoyado y ha dictado un acuerdo que nos permite promover, como nunca antes, un ambicioso programa de lucha contra el acoso escolar en nuestros centros educativos.

Costa Rica en la reunión de Ministros de Educación de la Unesco, en París, del año pasado, presentó la propuesta para que se declare a nivel internacional una Jornada mundial de lucha contra el bullying. Sentimos que Costa Rica, un país defensor de la cultura de paz, tiene la autoridad moral para hacer esa propuesta al concierto de las naciones. Pero el ejemplo tenemos que darlo en casa. Además, de los grandes esfuerzos que venimos haciendo, tenemos que lograr que esas más de 250 denuncias que se presentaron el año pasado, sean suficiente estímulo para combatir y erradicar el bullying que tanto sufrimiento le trae a algunos niños, niñas y jóvenes en Costa Rica.

Finalmente, quisiera cerrar mis palabras deseándole a los chicos y chicas que están hoy aquí un año lectivo de gran éxito, de mucha alegría, sin dejar de indicar que somos conscientes también que a veces en las aulas vivimos momentos difíciles, pero que en el Ministerio de Educación Pública estamos para darles la mano, para hacerles esos años -como lo dijo muy bien Glen-, años de felicidad y para que en las aulas encontremos no solo la alegría, no solo el estímulo, sino también el acompañamiento para que podamos superar nuestros retos.

También un abrazo muy caluroso al personal docente y administrativo de este colegio y, a través de ellos, a todos mis colegas, las docentes y los docentes del país que hoy empiezan un capítulo más de esta hermosa democracia costarricense.

Muchas gracias. Muy buenos días.

Click to listen highlighted text!