Click to listen highlighted text!

Costa Rica: Un ejemplo para el mundo en generación de energía renovable

28 Septiembre, 2016

Gracias a lo que Costa Rica ha venido construyendo a lo largo de su historia reciente en materia de generación eléctrica, hoy por hoy podemos decir que Costa Rica es uno de los pocos países en el mundo que tiene una generación eléctrica prácticamente renovable.

En 2015 tuvimos una generación de un 99% de energía a partir de fuentes renovables.

Este año todo el mes de julio y todo el mes de agosto hubo generación 100% renovable, no hemos quemado un solo litro de combustible (diésel búnker o gasolina) para la generación eléctrica. Eso significa que no hemos contribuido con la emisión de gases de efecto invernadero para ese propósito.

La mayoría de los países en el planeta siguen quemando combustibles fósiles para la generación eléctrica, Costa Rica ha superado eso, es ejemplo en el mundo y nos están tomando como modelo.

Energías renovables o energías limpias, como también se les conoce, son aquellas energías que son generadas de fuentes naturales, fuentes que están en la naturaleza a disposición del ser humano (como por ejemplo el viento, sol, agua).

Se consideran fuentes continuas que pueden ser aprovechadas y que prácticamente son inagotables. Sabemos que el agua ya no es inagotable, tiene un límite que depende del uso que le demos al recurso, sin embargo, siempre vamos a tener lluvias, siempre vamos a poder represarla y siempre vamos a tener capacidad para generar energía.

Desde 1949 Costa Rica le apuesta a la generación eléctrica a partir de fuentes naturales, de fuentes limpias.

Precisamente el ICE nace con su mandato claro en su acta constitutiva de generar electricidad a partir de la fuerza hidráulica.

La generación de energía limpias en el país es algo que se viene construyendo desde hace muchos años, de la experiencia que tuvimos en la primera parte del siglo 20.

A partir de la segunda república en 1949, empezamos con una generación de energías limpias.

El ICE ha incorporado dentro de sus protocolos de trabajo el cuidado necesario para que estas obras que se desarrollan tengan impactos mínimos en el entorno natural.

El séptimo Plan Nacional de Energía 2015-2030, fue desarrollado por primera vez en la historia costarricense, con una participación importantísima de todos aquellos sectores y actores sociales que estaban interesados en el tema.

Es importante porque presenta, no solamente metas en el corto, mediano y largo plazo, también le establece estas metas al sector transporte y al sector energético. Hablamos sobre la diversificación de la matriz energética, y también sobre la necesidad de que las obras que emprendan en materia energética tienen que tener valoraciones, no solamente ambientales, sino también sociales.

El séptimo Plan Nacional de Energía es un plan que nos dibuja un horizonte totalmente nuevo para el país, un horizonte al cual le apostamos a la descarbonización de la economía costarricense, pasando por la carbono neutralidad en el año 2021. Esto hace que efectivamente Costa Rica esté dentro de los países más ambiciosos del planeta con respecto al uso de los combustibles fósiles.

Nuestra pretensión es que cada año -hasta el año 2030 de acuerdo al Plan Nacional de Energía- usemos menos y menos hidrocarburos para alimentar las fuentes energéticas de nuestro país.

Tenemos un gran desafío en el sector transportes, ese es el gran desafío que tenemos, pero esperamos que muy pronto gracias a los incentivos y a las prerrogativas que vamos a estar estableciendo, empecemos a hacer una transformación también de ese sector para que efectivamente logremos convertir a Costa Rica en un país 100% de energías limpias.

Click to listen highlighted text!