La Administración Solís Rivera se comprometió a revisar todas las convenciones colectivas y eliminar los privilegios abusivos, respetando los derechos laborales