Click to listen highlighted text!
La Administración Solís Rivera se comprometió a revisar todas las convenciones colectivas y eliminar los privilegios abusivos, respetando los derechos laborales

El ABC de las Convenciones Colectivas

Definición

De acuerdo con el Código de Trabajo (Capítulo III, artículo 54), la convención colectiva es un acuerdo que se celebra entre uno o varios sindicatos de trabajadores y sus respectivos empleadores para reglamentar las condiciones en que el trabajo deba prestarse y las demás materias relativas a éste.

La convención colectiva puede celebrarse tanto en el sector público como en el privado, tiene carácter de ley profesional (artículo 62 de la Constitución Política) y a sus normas deben adaptarse todos los contratos individuales o colectivos existentes o que luego se realicen en las instituciones, empresas, industrias o regiones que afecte.

En toda convención colectiva deben entenderse incluidas, por lo menos, todas las normas relativas a las garantías sindicales establecidas en los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ratificados por nuestro país.

En síntesis, se puede indicar que la convención colectiva de trabajo es el instrumento jurídico en el cual los trabajadores representados por una organización sindical y el empleador o empleadores, plasman las condiciones en las que se va a desarrollar la relación laboral.

Contenidos

En la convención colectiva se especificará todo lo relativo a:

  • La intensidad y calidad del trabajo, la jornada laboral, los descansos y las vacaciones, los salarios, las profesiones, oficios, actividades y lugares que comprenda.
  • También se define de común acuerdo entre las partes, la duración de la convención y el día en que comenzará a regir. Su vigencia no podrá fijarse por un plazo menor de un año ni mayor de tres, y se prorrogará automáticamente durante un período igual al estipulado, si ninguna de las partes no la denuncia con un mes de anticipación al respectivo vencimiento.
  • La convención sólo puede modificarse por mutuo acuerdo entre trabajadores y patronos.

 

La denuncia

La “denuncia” es el acto de solicitar ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), la autorización para revisar y renovar los acuerdos pactados en una convención colectiva de trabajo.

Cuando la denuncia sea realizada por los trabajadores, deberán representar por lo menos el sesenta por ciento de la totalidad de los miembros que tenían el sindicato o sindicatos que la hubieren celebrado; y cuando la formulen los patronos, éstos deberán en ese momento tener trabajando por lo menos igual porcentaje de los afectados por la convención.

Copia de dicha denuncia debe hacerse llegar a la Oficina de Asuntos Gremiales y de Conciliación Administrativa del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social antes de que se inicie el transcurso del mes anterior al vencimiento del contrato colectivo.

 

Convenciones colectivas en el sector público

En el caso de las empresas e instituciones del Estado, existe el Reglamento para la negociación de convenciones colectivas en el Sector Público, emitido por decreto Nº 29576-MTSS, del 15 de junio del 2000, el cual detalla los alcances del acuerdo laboral.

El Reglamento señala que para lograr un equilibrio entre las normas y principios constitucionales que rigen la materia, es necesario establecer reglas especiales de negociación de convenciones colectivas en el sector público, que garanticen por una parte los derechos de los servidores públicos y por la otra, las potestades públicas, la eficiencia y la continuidad de los servicios públicos y el bloque de legalidad que priva en el actuar de la Administración Pública.

Las convenciones colectivas del sector público regulan lo referente a:

  • Garantías sindicales
  • Aplicación de sanciones disciplinarias
  • Fiscalización de la administración de los regímenes de ingreso, promoción y carrera profesional
  • Elaboración de manuales de puestos y la aplicación de procedimientos internos para la asignación, reasignación, recalificación y reestructuración de puestos, dentro de los límites que establezcan las directrices generales de la Autoridad Presupuestaria, las normas del Estatuto de Servicio Civil y su Reglamento u otras normas estatutarias.
  • Medidas de seguridad, higiene y salud ocupacional.
  • Procedimientos y políticas de asignación de becas y estímulos laborales.
  • Establecimiento de incentivos salariales a la productividad.
  • Asignación, cálculo y pago de todo tipo de pluses salariales, tales como dedicación exclusiva, disponibilidad, desplazamiento, zonajes, peligrosidad y otros.
  • Creación y funcionamiento de órganos bipartitos y paritarios, siempre y cuando no se delegue en ninguno de ellos competencias de derecho público correspondientes a los jerarcas de cada institución, definidas por ley o reglamento.
  • Otras materias, beneficios o incentivos suplementarios que no excedan el ámbito de competencia del órgano administrativo que suscribiese la convención colectiva.
Click to listen highlighted text!